El Sentido de la Crítica

Una crítica bien fundamentada es mucho mejor que una propuesta sin sentido.

Aprovecho este momento para comentar algunos asuntos que siempre están en boca de todos pero en mente de pocos.

He notado que a alguna gente le molesta que algunos hablen de cómo la Femexfut y Televisa manejan a la selección nacional de futbol (principalmente esta última), que a muchos otros les molesta que se critique y se muestre lo que en realidad es el Teletón, que se intente mostrar el engaño que es -muchas veces- El Buen Fin y que algunas personas preocupadas por los contenidos de la televisión abierta critiquen a Televisa por el contenido de baja calidad y por la manera en que manipula las noticias.

No creo que sea malo que se muestre que los intereses de la selección de futbol son económicos y que por ello Televisa tomó el control del equipo ante la posibilidad de no ir a Brasil 2014.

En el caso del Teletón, mostrar lo que es, un negocio para que Televisa eluda impuestos disfrazado de un sistema de ayuda a personas discapacitadas que hace que la gente done dinero a una empresa para que ésta obtenga un beneficio, haciéndole creer que los únicos beneficiados son, precisamente, las personas discapacitadas que atiende. Además, pienso, este sistema (el Teletón) refuerza la mediocridad ciudadana que le hace no exigir al gobierno que cumpla con la función de atención a sectores vulnerables de la población, y agregamos la aberración de que los gobiernos donen dinero a esta institución, cooperando para la elusión de impuestos y evadiendo su responsabilidad social, dejándola en manos de particulares, enteramente.

Para el caso de El Buen Fin, tenemos a muchas personas engañadas por comerciantes que realmente no ofrecen descuentos o que solo los disfrazan, afirmando que se ahorrará dinero al comprarles cuando en realidad gastarán o comprarán de más. Algunas tiendas suben los precios unos días antes para luego ofertar los descuentos durante este evento, lo cual puede ser legal pero no deja de ser un engaño para el consumidor. Así, un evento que podría servir para ahorrar, puede resultar en uno en el que las personas se descapitalicen o endeuden innecesariamente.

Hay muchos otros casos similares, en los que una situación, institución o evento son desenmascarados y puestos en evidencia gracias a buenos análisis. Estas evidencias necesitan ser expuestas para evitar que muchos sean engañados, creyendo que hay nobles intereses deportivos detrás de la selección nacional de futbol, desinteresadas y altruistas intenciones en la institución del Teletón o grandes oportunidades de ahorro durante El Buen Fin, además de una inocente e inofensiva forma de presentar noticias en medios de comunicación afines al gobierno en turno.

El objetivo es mostrar la realidad detrás de la fachada, no deben tener en ningún momento el objetivo de afirmar que el Teletón no ayuda a discapacitados, sino que no es su objetivo único y que no hay altruismo ni nobleza en esta institución; tampoco que todo comerciante que participa en El Buen Fin es deshonesto o que cualquiera que ve programas en Televisa o ve partidos de fútbol es un tonto… no. El objetivo debe ser simplemente mostrar lo que no se dice, lo que muchos no saben y que -quizás- ahora que estas personas están bien informadas, puedan cambiar su forma de pensar y ver el fútbol sin apasionarse absurdamente, apoyar a otras instituciones alternas a Teletón y que benefician mucho más a su comunidad, intentar informarse en medios alternativos a los grandes medios de comunicación y realizar compras de forma más inteligente en otras épocas del año sin desperdiciar dinero o endeudarse.

Así, aquellos que se sienten agredidos por la crítica o la evidencia, ya que sí apoyan el Teletón, consumen todo lo relacionado con la selección nacional, de desviven por comprar durante El Buen Fin y no salen de los noticieros de Televisa y Azteca, y que afirman “que cada quién gaste su dinero como quiera”, “que si no quieren ayudar a discapacitados pues que no donden a Teletón y ya, pero que no critiquen”, “que no vean el futbol si no les gusta la selección” o “que apaguen la tele si no les gusta Televisa y que dejen a los demás ver lo que quieran”, quizás se sigan sintiendo ofendidos y sigan haciendo este tipo de sentencias, ellos tienen la libertad de seguirlo haciendo, pero no deben limitar la información hacia los demás, que quizás lo siguen haciendo porque solo ven la fachada, y no lo que hay detrás.

Así, muchos prefieren la propuesta sin sentido que la crítica bien fundamentada, que puede traer cambios, que puede crear algo nuevo.

Al final, siempre, es mejor saber la verdad y buscar una solución que vivir engañado, pero esto último es lo más sencillo.

Eduardo Porras

.

Anuncios


Categorías:Ciudadanía, Información, Medios de Comunicación, Mexico, Sociedad

Etiquetas:, , , , , , ,

2 respuestas

  1. La crítica es una pieza fundamental en la construcción de la racionalidad. Lamentablemente, solemos asociarla con los comportamientos muchas veces estridentes de algunos “criticones”. Sin embargo, una persona crítica es capaz de reformular sus propias ideas y está abierta a la construcción del pensamiento en diálogo. Como bien apuntas, resulta tristemente cómodo evitar cuestionarnos sobre la realidad, incluso cuando eso puede salirnos caro. Saludos.

    Me gusta

  2. La crítica bien hecha siempre es un respiro enmedio de la insensatez. Aunque luego nos tilden de amargados. Y qué! Jijiji..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s