Háblame Bonito

ssssshhhhhHablemos de un matrimonio disfuncional y con violencia intrafamiliar, pero de buenas apariencias hacia afuera, todos los perciben como la familia modelo, el matrimonio perfecto. Ahora agreguemos un hijo a esta ecuación, un niño, quien vive de cerca todas las peleas y golpes psicológicos y físicos entre los padres y que absorbe carga emocional por la mala relación de sus padres.

Entre todas las apariencias que este matrimonio guarda para parecer perfecto, también está otra manipulación de información: le piden al niño que “por ningún motivo” hable de esto fuera, quizás hasta lo amenazan con castigos si informa a otras personas de lo que pasa en su casa.

Sin entrar en detalles de averiguar por qué los papás pelean, ¿estaría mal el niño en divulgar esta información?, ¿debe obedecer a sus padres y callar para hacer parecer que todo es perfecto?

Al igual que estos “imaginarios” padres, algunas personas y medios de comunicación piensan que las malas noticias de hechos ocurridos en México, no deben difundirse. Así, los secuestros, asesinatos, balaceras, trata de personas, prostitución infantil, narcotráfico, guerras de carteles del crimen organizado, etc., deberían ocultarse, según quienes pretenden mostrar “solo lo bonito” del país.

Las razones por las que piden esto son ambiguas y poco sólidas, argumentan que se ahuyenta a la inversión, particularmente la extranjera, que se aleja al turismo y que se asusta a la población innecesariamente, entre otros argumentos muy débiles y discutibles.

Pienso que pretender que los medios de comunicación y los ciudadanos solo hablen bien de México (o del país que sea) es algo negativo en el largo plazo, pues mediante esto se vende una imagen falsa del país.

Al saber que la violencia por el narcotráfico existe, que los cárteles de la droga amenazan al gobierno y población secuestrando el espacio público, que el narcotráfico invade nuestras calles y vidas, que una economía poco funcional produce más delincuencia y menos seguridad para todos, el hecho de no informar los sucesos asociados a estos hechos es irresponsable, pues si tenemos en cuenta que algunos gobiernos solapan grupos del crimen organizado o son -en parte- controlados por éstos, el no avisar o informar puede hacer que una parte de la población ignore esto y que el problema persista. No informar sobre asesinatos (y la forma en que suceden) y actividades de carteles del crimen organizado, puede ponernos en situaciones de riesgo, y si bien esto perjudica en el corto plazo pues aleja inversiones, turismo, etc., es mejor que se presente este último problema gracias a la información a que la delincuencia siga oculta por falta de información.

Para mi, como ciudadano, es útil saber si mi gobierno es capaz, o no, de combatir el crimen; la información también es útil para saber cómo planear algunos aspectos de mi vida diaria y -quizás- hacia el mediano y largo plazo; es útil para ejercer mi voto o para exigir resultados, o para saber qué lugares debo evitar y a qué hora es conveniente transitar por un camino, etc.

No me gusta que pasen situaciones negativas, no me gusta que asesinen personas, que mi Estado sea zona importante en el tráfico mundial de drogas o correr riesgo al salir a la calle… no, no me gusta, pero no por ello quiero que se calle. Al contrario, quiero que todo esto se sepa para que los ciudadanos podamos presionar a los gobiernos a solucionar el problema y que éstos tengan una mala reputación si es que la merecen, para que el crimen organizado sepa que si no son los medios, los ciudadanos podemos informar de lo que ellos hacen y poner en riesgo sus actividades, etc.

Volviendo a la historia del pequeño maltratado: eventualmente, revela lo que sucede en su casa.

Desde mi punto de vista, el niño hace lo correcto, aunque lo hace inconscientemente y quizás presionado por familiares o en un círculo de confianza, como el de sus amigos, pero creo que para él, en el largo plazo, es mucho mejor que se sepa lo que pasa y no continuar viviendo en un ambiente perjudicial.

Censurar no es, en ningún caso, algo positivo y es mejor tener información negativa que no tenerla.

Si usted viviera oprimido o extorsionado, ¿no sería mejor resolver la situación -haciendo que se conozca- que continuar en ella?

Eduardo Porras

.

Anuncios


Categorías:Ciudadanía, Democracia, Gobierno, Información, Medios de Comunicación, Periodismo, Temas Generales

Etiquetas:, , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s