Política y Fe

Recuerdo un juego de beisbol -durante mi niñez… tendría siete u ocho años- en la que mi equipo (en una liga regional amateur en Chihuahua) se encontraba perdiendo la octava entrada en el juego final, no había más, uno de los dos equipos sería campeón. Yo me encontraba emocionado pero a la vez angustiado ante la inminente derrota. Mi padre entonces me dijo: “No te preocupes, vamos a ganar, en la siguiente entrada los dejamos en el terreno y seremos campeones”. Eventualmente llegó el cierre de la novena entrada y mi equipo, a pesar de hacer un gran esfuerzo, no pudo ganar y terminamos tristes y decepcionados. Al terminar le hice un reclamo a mi padre, diciéndole: “tú dijiste que iban a ganar, me contaste mentiras”. Tenía una doble decepción: la derrota del equipo y el hecho de sentir que mi padre me había mentido.

Aunque eventualmente comprendí por qué mi padre me dio ánimos intentando darme certeza con algo que él mismo desconocía, la derrota fue la que me enseñó (junto a más derrotas del equipo en años posteriores) a ver esos asuntos como lo que eran: un juego, y que no estaba mal tener algo de esperanza -confundida con fe- en que nuestro equipo pueda ganar aunque no tuviésemos ninguna evidencia de que sucedería.

Esto es solo beisbol, pero no siempre esas mentiras y sentencias basadas en la fe son buenas, sobre todo si se dan fuera de un evento deportivo. Tal es el caso de algunas afirmaciones o suposiciones emitidas por nuestros gobernantes.

Hay una tendencia en algunos medios de comunicación, establecidos no-oficialmente como agencias externas de relaciones públicas del gobierno, a publicar como verdad toda la información emitida a través de funcionarios públicos, gobernantes e instituciones oficiales. Esto da por resultado que tengamos al gobernador de Chihuahua afirmando que detuvieron al asesino de Marisela Escobedo mientras los medios de comunicación encargados de fortalecer la imagen del gobernante (y no informar) lo afirman tal cual lo dice el Sr. César Duarte, sin dejar lugar a la duda o dar espacio para que el acusado se defienda, con todo derecho, y se compruebe su inocencia o culpabilidad.

Tomo el caso vigente en el cual el Gobierno Federal afirma haber asesinado a un importante líder de la delincuencia organizada y algunos medios repiten el comportamiento dando por hecho que Heriberto Lazcano fue muerto, sin dejar lugar a dudas y sin siquiera cuestionar un poco.

Con un poco de sentido crítico, emito mi opinión al respecto: No pido que se tome como mentira todo lo que viene del gobierno, sino que no se tome todo por verdad. Es muy peligroso dar por sentado que el gobierno nos dice la verdad siempre y si bien puede ser ocioso pensar que todo lo que nos dicen son mentiras, la posición crítica de quienes no acostumbramos avalar, aplaudir y celebrar todo lo que haga el gobierno es muy simple: Tomar todo lo que viene del gobierno como posible verdad o mentira, como mera información, dando espacio en el cien por ciento de los casos para la duda y que dicha información quede sujeta a comprobación.

En pocas palabras: nunca creerle al gobierno. Esto NO quiere decir que tomo todo lo que viene de éste como mentira, solamente significa que nunca lo veo como verdad y lo cuestiono todo.

En los playoffs del beisbol de MLB yo espero que los Yankees ganen, tengo esperanza en que lo hagan y quizás en algún momento difícil me auto-engañe afirmando que van a recuperarse. Sin embargo algo que ya entendí es que no son más que ánimos y posibles mentiras que antes me contaba mi padre para no desanimarme y hoy me las cuento yo solo para pasar el rato.

Pero, lo siento, al gobierno no le creo nada… hasta que pueda comprobarse que lo que dice es verdad.

Pase usted un buen día, piense, cuestione y no crea todo lo que le dicen; hágase el favor de no mezclar la fe con la política, le sentará bien.

Eduardo PS

.

Anuncios


Categorías:Gobierno, Medios de Comunicación, Mexico, Periodismo, Poder, Política, Sociedad

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s