¡Estúpidos!

Hagamos un pequeño ejercicio.

Sean A, B y C ciudadanos de un país cualquiera y con ideologías/preferencias políticas distintas entre sí.

Ahora imagine a A insultando a C por su preferencia política y a éste último junto a B culpando a A de los errores del gobierno actual, ya que aquel es partidario del partido en el poder… pero no descuide el hecho de que B es tradicional votante del anterior partido político gobernante, por tanto es juzgado por los otros dos duramente por ello.

La tradicional mención entre ambos es “estúpido, idiota, imbécil”, entre otras… lo notable es que tanto A utiliza el insulto hacia B y C, como éstos dos lo usan contra A, y contra cualquiera que no esté de acuerdo con ellos.

No le revuelvo más con esto… ¿le resulta conocido? Creo que sí, y más en esta época electoral en México en la que las descalificaciones entre partidos políticos, y sus candidatos, están a la orden del día.

En lo personal me da algo de coraje con una mezcla de tristeza el ver a la gente insultándose y descalificándose por sus preferencias políticas. Algo que deberíamos aprender es que no todos tienen que pensar igual que nosotros y que la ideología que tenemos está fuertemente influenciada por el estilo de vida que llevamos desde niños o al que hemos podido acceder, eso es inevitable, como también inevitable es la convivencia entre todos.

Vamos a entendernos: no porque un panista piense que solo sus ideas tienen validez las de los demás pierden valor. Insisto en que las ideas son poco respetables, tradicionalmente solo respetamos aquellas que se parecen a las nuestras y debe ser así, sin embargo el no respetar a las ideas de otros no quiere decir que debamos insultar a sus portadores. Esto aplica también para miembros de otros partidos políticos.

Soy insistente al mencionar que en México no se educa para ser tolerante y respetuoso, se intenta enseñar el respeto a “los mayores”, pero éste no sirve de mucho cuando las ideologías políticas surgen, entonces la edad queda de lado y cualquiera que no piense “igual” a nosotros es un estúpido.

Así, podemos encontrar en México a priístas y perredistas nombrando estúpidos a quienes votaron por el Presidente Calderón o a panistas (principalmente) insultando y llamando estúpidos, “chairos” y de otras formas denigrantes a los partidarios de Andrés López Obrador; luego, bajo este sistema, el priísta se vuelve también un estúpido por no tener memoria y porque probablemente vote por intentar regresar al viejo PRI al poder…

Una forma, quizás, de comenzar a evitar la discriminación ciudadana por ideologías es evitar también los triunfalismos innecesarios, entender que el que el candidato electo no es realmente ganador más que de la contienda electoral la cual tampoco es un partido de futbol, son solo elecciones que deberían servir para definir un estilo de gobernar pero que son utilizadas por todos los partidos (no se aceptan reclamos, es por todos realmente) para acceder a la riqueza que eventualmente otorga el poder.

Así que, usted ciudadano A, antes de llamar estúpido a C y B, póngase a ver qué tan estúpido puede verse usted mismo haciéndolo. O quizás la próxima vez que compre algo o que alguien le preste ayuda sea mejor verificar que la ideología política de quien lo atiende o lo ayuda sea afín a la suya.

Quizás esto le suene ofensivo, pero si usted acostumbra llamar estúpido a otro solo por opinar diferente a usted, es probable que usted también lo sea y no porque no sea usted inteligente, sino porque denigra a otros solo por ideología.

En la calle, en nuestra convivencia diaria, esas banderas políticas solo existen si insistimos en verlas, todos dependemos de todos y estamos obligados a convivir, resulte electo quien sea y del partido que fuese, la convivencia ciudadana es indispensable e inevitable.

Deje usted que los partidos políticos se peleen, usted evítelo, no caiga en su juego que no le sirve a nadie.

Eduardo PS

.

Anuncios


Categorías:Ciudadanía, Democracia, Educación, Política, Tolerancia

Etiquetas:, , ,

4 respuestas

  1. Es tan común que nos molestemos cuando alguien no piensa igual que nosotros, como si todos estuvieran en el error y sólo uno mismo tuviera la verdad y la solución a cualquier problema.

    Siempre he creído que, para solucionar algún problema, debemos observarlo y analizarlo desde afuera, no haciéndonos parte de. Si A, B y C entran en conflicto (ya sea por diferencias de opiniones, ideologías, costumbres, educación, y un largo etcétera) seguirán en el mismo si se atacan entre ellos en lugar de buscar, en conjunto, una salida.

    Tu post es perfecto para estas épocas. Si se pierde el respeto, se pierde todo lo demás. Una cosa es platicar y dar nuestras razones del porqué tomamos una u otra postura, escuchar a la otra parte y buscar puntos en común sin dejar a un lado eso que todos exigimos y que se pierde con mayor frecuencia: respetarnos.

    Como siempre, es un placer y un gusto leerte. Abrazos y saludos afectuosos.

    Me gusta

  2. En un país donde muchas veces se busca “chingar” al otro esto es, ya, normal y la verdad es una pena que el respeto no se inculque, ni se haya inculcado en varias generaciones. U_U

    Me gusta

  3. Excelente. Viene como anillo al dedo, aquello tan trillado que nos tatuaron en edad escolar, y que a lo largo de la vida, vemos que los del poder lo olvidaron totalmente. ¨Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es…. la paz¨. Benito Juárez.

    Me gusta

  4. Estoy totalmente de acuerdo, como es posible que discutamos una ideología política pudiendo debatir puntos de vista en pro de una sociedad mejor, nuestro México lo creamos nosotros mismos y si fomentamos estas acciones de discriminar u ofender a otro por su ideología no vamos por buen camino, hay que empezar por la correción de uno mismo y compartirlo a los demás.

    México obtendrá lo que todos queremos ( paz, riqueza, calidad de vida, respeto, la no discriminacion etc) en la medida en que cada uno luche en fomentarlo y practicarlo en su propia vida, con sus cercanos y su entorno

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s