Escamados y manipulables

Escenario 1: Una mujer piensa en abortar por X razón, a pesar de que ha considerado no hacerlo, se encuentra con que el Estado es incapaz de brindarle una solución en caso de que decida tener a su hijo pues al ser soltera, de bajos recursos no querer criarlo no podría brindarle una buena vida, entonces busca un sitio dónde efectuar el aborto y como en el lugar donde vive éste se encuentra penalizado se informa sobre una “clínica” clandestina, insalubre donde lleva a cabo el procedimiento y aborta a su hijo. Días después se encuentra hospitalizada en una clínica, no-clandestina, con una grave infección, que pone en peligro su vida, producto de haber sido mal-atendida en un lugar no apto para realizar el proceso.

Escenario 2: Una mujer, que fue violada, se encuentra embarazada y su potencial hijo es producto de la violación. Busca la manera de no tenerlo pues no quiere criar a un hijo producto de un acto que la ofende gravemente y que, además, no planeaba tener. Entonces busca un sitio dónde efectuar el aborto y como en el lugar donde vive éste se encuentra penalizado se informa sobre una “clínica” clandestina, insalubre donde lleva a cabo el procedimiento y aborta a su hijo. Días después se encuentra hospitalizada en una clínica, no-clandestina, con una grave infección, que pone en peligro su vida, producto de haber sido mal-atendida en un lugar no apto para realizar el proceso.

El día de hoy la Suprema Corte de Justicia de la Nación discute sobre la legalidad de la despenalización del aborto. Producto de prejuicios religiosos, consideraciones subjetivas e imposibles de comprobar (a partir de la religión), consideraciones metafísicas com la existencia del “alma” y la consideración de “ser humano” a partir de la fertilización de un óvulo, se corre el riesgo de que algunos dispositivos anticonceptivos legales sean declarados ilegales.

Algunas organizaciones que se hacen llamar “pro-vida” difundieron recientemente un e-mail engañando a otros en el que alertaban sobre la posibilidad de que el aborto fuese autorizado hasta los 9 meses de gestación, eso desató la furia de algunas personas que aborrecen la idea del aborto bajo cualquier consideración, entonces todo se tornó turbio y la subjetividad superó al razocinio, ya que ningún ciudadano “pro-vida” está dispuesto a escuchar las razones de quienes consideramos que este asunto de la despenalización del aborto es similar al del consumo de drogas: un problema de salud pública.

Si el Estado Mexicano fuese capaz de:

  • Brindar una solución para las mujeres que, por la razón que sea, no quieren tener al hijo que gestan, seguramente menos mujeres buscarían abortar.
  • Mejorar el sistema educativo mexicano para lograr que la educación sexual fuese obligatoria en las escuelas (en combinación con los padres de familia) y los ciudadanos estuviesen bien informados, menos embarazos no-deseados sucederían y menos mujeres jóvenes, quizás menores de edad, buscarían abortar.

Si los ciudadanos mexicanos (especialmente aquellos anti-abortistas) fuésemos capaces de:

  • Educar sexualmente a nuestros niños y jóvenes.
  • Aceptar que el sistema educativo mexicano incluyera educación sexual.
  • Entender que la educación sexual no llega por ósmosis ni por telepatía, sino que debe adquirirse de algún lado.
  • Entender que los pecados no deben ser delitos (una cosa es la religión y otra el Estado).

… otra cosa sería de este país, y convertiríamos la discusión sobre el aborto en un tema de interés Estatal y no religioso (subjetivo); se buscaría que las mujeres que piensan en abortar buscasen soluciones alternativas antes de hacerlo y una mujer (o niña) violada no sería obligada a considerar forzosamente métodos ilegales para superar una parte de su trauma exponiendo su vida en “clínicas” ilegales e insalubres.

Según he visto, en este país (y muchos otros), un padre de familia prefiere amenazar a sus hijos con la ilegalidad de consumir drogas o la inmoralidad de sostener relaciones sexuales antes que educarlo para que no se drogue o para que no sostenga relaciones sin antes saber todo los riesgos que conlleva el hacerlo.

La despenalización del aborto no obliga a que quien lo considere inmoral deje de hacerlo, solo traslada a los embarazos no deseados y los abortos a asuntos de interés nacional bajo esquemas de salud, y no de subjetividades morales.

Quien ha decidido abortar, va a hacerlo y no le importará si la ley o la iglesia se lo prohiben. Al penalizar el aborto se ataca el problema por el lado fácil y cómodo, en vez de educar y sanar, creamos delincuentes.

Ojalá que la SCJN sea inteligente y no impida la despenalización del aborto (eso espero)… quisiera creer que los ministros son inteligentes y no mezclarán la subjetividad religiosa-moral por la racionalidad.

Ojalá que los ciudadanos fuésemos menos manipulables y entendiéramos que los pecados no son delitos, que los problemas deben atacarse primero desde el lado de la educación y no de la penalización.

Ojalá… porque estamos medio lejos de eso.

Eduardo PS

Anuncios


Categorías:Aborto, Ética, Ciudadanía, Decadencia

Etiquetas:, , ,

4 respuestas

  1. El problema no es sólo la doble moral, también lo es la mala educación sexual y el desinterés legal de nuestro gobierno. No es posible que le sigan llamando a la PÍLDORA DE EMERGENCIA “la pastilla del día después”, que se acuda a denunciar una violación y en lugar de recibir atención adecuada y medicamentos para evitar contagios y embarazos, sólo hagan esperar a las víctimas además de maltratarlas; no es posible que sigan llamando a la ORIENTACIÓN SEXUAL “preferencia sexual”; no es posible que aún hoy se siga creyendo que el libre goce de nuestros cuerpos es perversión.
    Yo soy atea y liberal, sin embargo creo que el aborto es privar de la vida a un ser indefenso e inocente, pero mientras no exista educación sexual y persistan las violaciones, creo necesario el libre derecho de las mujeres a decidir sobre un embarazo (tenerlo y conservarlo, tenerlo y darlo en adopción o abortar), que sean ellas y sólo ellas quienes decidan, no su familia o sus dirigentes religiosos y mucho menos el Estado.

    Me gusta

  2. si, el Estado, los Gobiernos locales y el federal y si, nosotros tenemos que sentarnos a discutir

    es muy complicado, escuchar a un Ministro, cómodamente rodeado de papeles, una computadora y un impecable recinto, hablar de ‘derechos de mujeres’ y sentirlo cercano, sentirlo de conoce la impotencia de una chica que ni quería una relación sexual y ni siquiera pensaba en un embarazo

    el aborto tiene sus riesgos, y sus consecuencias son a largo plazo, hacerlo bajo supervisión, en óptimas condiciones es una opción que todas deberíamos tener

    Me gusta

  3. Mi abuela tuvo 18 embarazos y solo 11 hijos, aun así siempre acepto que si le hubieran dado a elegir se hubiera quedado con los 3 primeros. Una clave es la educación sexual, y en casos de violación el uso de la Pastilla del día después evita que siquiera empiece el embarazo. Indiscutiblemente la Iglesia debe quedar fuera de esto. No ofrece soluciones reales al ninguno de los problemas.

    Me gusta

  4. Escenario 3: Una mujer, que fue violada, se encuentra embarazada y su potencial hijo es producto de esa violación. Busca la manera de no tenerlo pues no quiere criar a un hijo producto de un acto que la ofende gravemente y que, además, no planeaba tener. Entonces, asesorada por su abogado, decide efectuar el aborto ya que está en su legítimo derecho de realizarlo de acuerdo a la ley local, pero las autoridades y la Iglesia Católica presionan a la joven con excomulgarla o acusarla de “asesinato”. Meses después se encuentra hospitalizada en una clínica, no-clandestina, con el recién nacido en el cunero, eso sí, bajo la promesa de la autoridad de “pensión hasta la mayoría de edad”.

    Eso ocurrió con Paulina, una joven de Baja California. Y con ella, las mujeres que fueron encarceladas [por aborto espontáneo, clandestino o voluntario] por estas absurdas leyes.

    Así se las gasta el conservadurismo, así se las gasta la doble moral.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s