Gracias Monterrey

Toda buena obra artística tiene un leitmotiv [del alemán leinten (guiar) y motiv (motivo)], un leitmotiv es una guía, es aquella melodía o tonada que sirve como marcaje de una ópera, o bien es una pieza o tonada musical que marca una película de forma recurrente, generando así asociación emocional entre la banda sonora y la imagen. Estas guías llevan la obra a ser mostrada con mayor emotividad o anclaje emocional con quien la aprecia y, desde luego, con quien la ejecuta.

En la vida personal, creo, todos tenemos un leitmotiv, hay cosas, personas, ideas que se vuelven nuestro motivo o guía, que nos impulsan a hacer cosas y nos hacen salir adelante ante problemas y nos mueven para llevar adelante nuestra vida cotidiana. Son las cosas que nos hacen ser de tal o cual forma y nos mueven para hacer lo rutinario o para, necesariamente, cambiar hábitos y tomar decisiones en nuestro diario andar. Esto, si vemos nuestra vida como una obra de arte (creo que lo es, la vida humana misma lo es).

En ocasiones, sin embargo, llega la necesidad de plantearse un camino a seguir y evaluar los motivos y razones que nos hacen ser, estar o pertenecer a un lugar.

Foto: Fermín TellezAl escritor de este blog lo trajo a Monterrey un leitmotiv, había un porqué hacer las cosas, había una emoción implícita en cada pequeño proyecto diario, una alegría al terminar el día y alguien con quién compartir una sonrisa, quizás no el mismo día, pero sí en la vida misma. Hoy ese motivo, ese impulso, ya no está más. Han sido algunos meses procesando el hecho de que el leitmotiv personal existe e impulsa al diario hacer bien y mejores las cosas, pero ese que movió una vida casi 1,000 km, ha desaparecido y no volverá, se ha transformado y ha pasado a formar parte de algo que fue fuente de felicidad temporal (y mucha) pero al final impermanente.

He tomado la decisión de volver a mi ciudad, Chihuahua. Los motivos son totalmente personales sin duda y aunque resulta complicado explicarlo, la razón es enteramente racional, evitando tomar decisiones bajo la influencia de la situación emocional que me mantenía y trajo a este lugar.

El leitmotiv se fue, y es necesario ahora replantear mi vida lo cual será complicado en esta ciudad a la que no pertenezco pero que, sin embargo, llegué a considerar mi casa y por la cual tengo un entrañable aprecio y de la que me volví ciudadano, no solo habitante.

Mi motivación fue siempre noble y sincera en esta ciudad y deseo conservar todo aquello que fue fuente de sonrisas y estados de paz, lo cual ocurrió la mayor parte del tiempo. Todo se hizo para mejorar y construir una vida, sin embargo debo ahora emprender esto en una forma distinta a la pensada o planeada en estos últimos años y ya no lo visualizo aquí, ni siquiera laboral o profesionalmente.

Por fortuna, en esta ciudad no hay asociaciones personales negativas, al contrario, aquí tuve la oportunidad de trabajar en una empresa que me hizo viajar y conocer todo el país, y el extranjero, realizando presentaciones y reforzando muchos conocimientos gracias a ello; me adentré en el mundo de las ventas profesionales y conocí a gente muy valiosa (también otra muy transa) y muchas más cosas que me servirán el resto de mi vida.

Me considero una persona feliz (guardadas proporciones y comparaciones) que disfruta de las cosas esenciales de la vida y encuentra, en el simple estar vivo, un motivo para sonreír y continuar en búsqueda constante de la felicidad, sin embargo algunas complicaciones en estos últimos meses han complicado ese estado mental, quizás por apegos personales, normalmente interpretados por el valor mismo que imprimo a lo construido en la vida, en el hoy y el ayer, incluidas las relaciones interpersonales. Hoy debo buscar la felicidad en otras causas y liberarme de estos apegos [ya encontraré el “cómo” 😉 ].

Hoy es imposible no ver mi vida un año atrás y observar lo que entonces emprendía, sin duda la perspectiva era totalmente distinta, pero habré de adaptarme a este radical cambio. No es sencillo despedirme, será difícil recordar estos 6 años y eliminar/superar la atadura emocional con este lugar y con ese leitmotiv. Me voy triste en mi ánimo inmediato pero feliz de haber intentado y luchado basado en mi leitmotiv, hasta el último momento. Al final tomo la mejor decisión, así como la tomé cuando vine aquí. Me voy siendo libre y habiendo liberado.

Hoy solo puedo decir, para el resto de mi vida: Gracias Monterrey. Gracias por 6 años maravillosos que estarán entre los mejores de mi vida. Gracias a la gente que se ocupó en hacerme feliz pues lo logró gran parte de ese tiempo y gracias a todos los que, sin duda, cambiaron mi vida para siempre. Hoy un leitmotiv distinto me llama.

Gracias Monterrey. Hasta nunca, hasta siempre… hasta no sé cuándo. Mi vida, sin duda, estará siempre influenciada por lo que aquí aprendí, así será.

Mi consejo: busquen su leitmotiv, no lo suelten, no lo dejen ir, vivan con pasión por él… a menos que luchen hasta el final y comprendan que deben dejarlo. Nunca den nada por sentado, sobre todo. Hay que hacer de la vida una obra de arte, para uno mismo. Para los demás, hay que vivir una vida procurando no lastimar a nadie y ayudando a los demás a liberarse de sus ladrillos, al menos eso.

Adiós, querida Ciudad de Monterrey. Adíós y gracias por cada sueño, cada sonrisa, cada alegría y también por los fracasos, caídas y enseñanzas. Hoy debo irme pero te dejo aquí la mitad de mis historias repartidas en esquinas, avenidas y paseos. Me llevo en el corazón la otra mitad de ellas, las que nunca me abandonarán y que hoy duelen porque no estarán pero evocan sonrisas por haber sido vividas.

Gracias, infinitamente.

Nos seguiremos leyendo, ya con otra temática. Mil gracias, apreciado lector, por llegar hasta aquí.

Eduardo PS

Comparto las fotografías de dos lugares que llevan momentos de mucha felicidad en esta ciudad: El Paseo Santa Lucía y la Macroplaza. Lugares, para mi, llenos de recuerdos. Ambas enlazan al sitio de un buen hombre al que admiro por su sencillez, aunque no tengo el gusto de conocer, un gran Regiomontano: Fermín Téllez, dueño de las fotos.

Anuncios


Categorías:Temas Generales

Etiquetas:, ,

13 respuestas

  1. Pues ahora ya tengo pretexto para visitar Chihuahua, no olvidaré llevar mi billetera, en caso improbable y remoto de que el anfitrión se le olvide la suya.

    Un post muy emotivo, como emotivo han sido estos días para ti, espero que puedas por fin bajarte de esta montaña rusa emocional, te mando un abrazo, y por acá tienes alguien que se siente orgulloso por haber conocido a @eduardopolis en persona y constar que es una gran persona.

    Me gusta

  2. Mi muy estimado Eduardo, unas cuantas palabras de este Búho para Ud.

    Monterrey no amanecerá igual hoy, Tampoco Chihuahua. La razón: su ciudadano @eduardopolis critico, cítrico (por eso de los huesos de limón), pero al mismo tiempo pro-positivo y no falto de sentido del humor, parte. Sin ser yo de Monterrey, lo extrañare por allá pues sin mas ni menos puedo decir que si algo conocí de tan bella Ciudad fue por Ud, que incluso pensé era nativo de ahí (hasta que me desengañé). Muy bien por ponerse la camiseta de su residencia y pugnar por su mejora, hace tanta falta que nos mas comportemos así (y lo haremos), y vaya que fue digno opositor de las causas malhechas por las autoridades que hasta lo andaban molestando con ‘tuiteres’ malpagados, lo que solo afirmaba que el reclamo era correcto :o) y el primero en reconocer los aciertos (por que los hubo). Simplemente Monterrey a partir de hoy, no amanecerá igual.

    Chihuahua tampoco, pues recibe con agrado (así lo imagino yo :P) a un Eduardopolis, corregido y aumentado jejeje Solo el mejor de los éxitos le deseo y pues su partida a Chihuahua solo provoca una cosa en mi, que ahora me quedara mas lejos el viaje, para algún día conocerlo en persona (No hay que ser) pero bien valdrá la pena 😀

    Un fuerte y sincero abraz. Cuídate Chihuahua por que no amanecerás igual.

    Atte: Un amigo 😀

    Me gusta

  3. ¡BIENVENIDO!
    Personas tan valiosas como tú son necesarias en cualquier lugar y creeme, nuestra LASTIMADA ciudad de Chihuahua (antaño el lugar ideal para vivir), requiere de sus hijos, quienes hemos permanecido aquí es por el amor que le tenemos y por que tenemos la esperanza de recuperar los valores que nos lleven a ser libres nuevamente. Así que te esperamos. No me extraña tu actitud, el valor de tomar una decisión de dejar atras esta etapa de tu vida e iniciar una nueva. La vida está hecha de sucesos y personas que van formando los eslavones de nuestra existencia, algunos quisiermos cortarlos, otros unirlos tan fuerte que nos acompañen hasta el final de nuestra travesìa, pero los que valen la pena conservar, son los que realmente deseen quedarse con nosotros. Así es que ANIMO, hay que darle la bienvenida a cada nueva etapa, conservar las buenas experiencias y tomar de las malas el aprendizaje que nos hayan dejado. Para atras ni para tomar impulso.
    Te esperamos.

    Me gusta

  4. Lo que nunca debes olvidar, es que ese leitmotiv depende sobre todo de ti, de que quieras encontrarlo y darle una oportunidad.
    Hace un par de años viví un proceso de separación, que al menos suena similar. Así que creo que puedo entender, y si de algo sirve la experiencia decirte que todo, al final, es cosa de calma. Justo de recordar que lo que necesitas para seguir adelante está en ti. Que encontrarás otra ciudad, otros paisajes, otras sonrisas, otro leitmotiv… aunque de pronto parezca imposible.
    Cuida a esas tortugas, que serán una compañía importante en el proceso sin duda. Y mientras, ahí está twitter para acompañar en los ratos de soledad.
    Un abrazo,
    @aolmedo

    Me gusta

  5. Admiro la grandeza de tus palabras, y siento en cada una de ellas la emoción con la cual las escribiste.
    Nada fácil el nuevo camino, pero como nuevo traerá siempre esperanza, nuevos amaneceres, nuevas aventuras.
    Chihuahua te espera con los brazos abiertos, que dicha es tener cerca a una gran persona como tu. La fortaleza traerá recompensas.
    TH

    Me gusta

  6. Te leí en la mañana mientras iba hacia mi trabajo. Hay mucha intensidad en tus palabras. Yo viví en Monterrey cerca de tres meses (pero ha más de 10 años), y hasta hace poco todavía comentaba que si pudiera me iría a vivir allá.

    Festejo tu ánimo de reconocer lo mejor y lo que ahora te llevas de Monterrey, ya vendrán mejores tiempos y tal vez mantengas como yo esa intención de volver algún día.

    Mientras tanto, no puedo recomendarte que te exilies en Tlaguac. Estas fechas son particularmente difíciles porque se celebran los 60 días de carnaval. Ahora que tengamos nuestra línea de metro bañada en oro te aviso para que te des el rol…

    Saludos chocantes

    Me gusta

  7. Que la pasión te acompañe siempre! Un abrazo…

    Me gusta

  8. Pues mucha suerte y muchos éxitos. Valiente decisión. Al fin la vida dura muy poquito. Un abrazo

    Me gusta

  9. ¿Qué te puedo decir?
    Perdemos a un gran ciudadano que se preocupaba por la ciudad, de los pocos que debatían, planteaban, denunciaban. Hacías algo en pro, dentro de tus posibilidades, por Monterrey. Es una lástima que un ciudadano así nos abandone, pero también es una gran satisfacción el saber que te vas en busca de nuevas emociones porque eso siempre alimenta al ser humano y un ser humano así, siempre beneficiará al país.
    Necesitamos más personas como tu, enhorabuena por Chihuahua que te tendrá de regreso.

    A pesar de sólo leerte, un placer seguirlo haciendo.

    Buena suerte en todos los caminos que cruces =)

    Me gusta

  10. Emotivo post sin duda, con seguridad algún día regresarás a esta cuidad de Monterrey porque las puertas estarán abiertas siempre. El cambio será para bien, lo mejor para ti compañero. Un abrazo.

    Me gusta

  11. Como comentas en twitter, si ameritaba una entrada en tu blog.
    Me entristece leer tu despedida de esa ciudad, en lo personal yo conocí esa ciudad gracias a ti, fueron pocos días los que estuve ahí, pero pude ver tu atadura a ella y dedicación a ser un buen ciudadano, dándome los detalles de cada lugar que conocías, mostrándome sus calles, lugares y gente.
    El cariño que sientes por ella y la forma de hablar sobre ella de una forma tan recta y respetuosa.
    Monterrey pierde una gran persona, pero chihuahua obtendrá una persona con más experiencia. Yo no creo en las despedidas, creo más en un hasta luego.
    Entre arribos y partidas te esperamos aquí en el estado grande, un gran abrazo.

    Me gusta

  12. Leo tu post y me remite a hace seis meses cuando supe que en definitiva, dejaba la ciudad que fue mi hogar por tantos años y regresaba a la ciudad donde nací y pasé gran parte de mi vida. Monterrey fue para mi una casa, mi refugio, el sitio donde conocí a amigos maravillosos que aún conservo. Es donde pasé los mejores años de mi vida, los más divertidos, los más ingenuos y también donde construí los recuerdos que me van a durar todos el tiempo que me quede por vivir. Fue el sitio en donde conocí el clima más inclemente, cruel y esquizofrénico del mundo, pero también en donde presencié algunos de los mejores atardeceres que mis ojos han podido atestiguar. Es una tierra compleja, pero hermosa y a donde siempre volveré con cariño. Estoy segura que este nuevo camino estará lleno de emociones nuevas, subidas, bajadas pero mucho éxito. Lo bueno: te podré seguir leyendo mientras fastidias clientes en otro lugar (ja). Lástima por el Lic. Reborujo que ya no tendrá tu presencia en la oficina. Te mando un gran abrazo y te deseo lo mejor en esto nuevo que apenas está por comenzar.

    Gaby

    Me gusta

  13. Vaya, los cambios no son lo que parecen, solo son diferentes, diferentes a lo que estamos acostumbrados, diferentes a lo que a veces deseamos pero en la mayoria de loa casos son mejor de lo que imaginamos. Bienvenido al estado paisa. Lo que viene es otra aventura por vivir, emocionate x eso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s