Balaceras: entre el poder y la gente

El pasado 1 de febrero de 2011 fuimos alertados, vía Twitter, de una balacera en la ciudad de Zacatecas. Pudimos ver el mismo efecto de la gente al notar el evento, reportando los sonidos de balazos con su localización aproximada, preguntando a otros, buscando en los medios locales en Internet, después haciendo retweets a aquellos que parecían tener información más precisa, etc.

A pesar de lo que muchos digan, no creo que el gobierno sea culpable directo de tal o cual balacera, en específico, pero sí es culpable por omisión (o asociación) al ostentar el poder sin ocuparse de la seguridad ciudadana, más allá de que la sociedad, por tolerancia, sea culpable también. Sin embargo es normal que se lean tweets atacando gobernantes mientas estos lamentables hechos suceden. Es normal, en nuestro país, que la gente se sienta desprotegida y lejos de los planes del gobierno.

Lo que resulta en un colmo de la situación, es que el gobierno de Zacatecas vea como un ataque político las críticas ciudadanas y lamentable es que vea mal el hecho de que la gente reportara, vía redes sociales, la balacera mencionada.

Seguí este evento vía – @yerasca – zacatecana presente en Twitter, quien comenzó, junto con otros ciudadanos, a informar responsablemente de lo que ocurría, digo responsablemente porque ella no hizo sino lo que tenía en sus manos, información de gente que, para ella, es confiable junto con lo que ella escuchó (la balacera misma). Además de informar en lo general de lo que ella vio y escuchó, dirigió tweets a personas de la misma ciudad, además de mencionar que los medios locales no decían nada de lo que ocurría.

Al parecer ni lo que ella ni otros twitteros zacatecanos hicieron gustó al gobierno del Estado, acusándolos de crear psicosis y minimizando los hechos, acusando a personas opositoras al partido gobernante de alarmar a los ciudadanos. No debe extrañarnos que esto suceda, tanto con gobiernos como con medios de comunicación. No olvidemos las lamentables palabras de Ciro Gómez Leyva diciendo que las balaceras de Reynosa, Tamaulipas, eran falsas y creadas por psicosis ciudadana al exagerarlas en redes sociales como Twitter.

Dicho lo anterior, hago las siguientes observaciones:

Contra “lo tradicional”:

  • Los medios informativos son tendenciosos: si son solapados por el gobierno no dirán nada que pueda hacerlos sentir atacados, si no, magnificarán cualquier problema para hacerlos ver mal. No se puede esperar demasiado de ellos en situaciones de riesgo.
  • Ni los gobiernos ni los medios de comunicación tienen “poder” real en redes sociales informáticas (como Twitter), se convierten en uno más y tenemos el poder (los ciudadanos) de, incluso, callarlos al no seguirlos o bloquearlos.
  • Los gobiernos anti-democráticos no entienden ni van a entender las redes sociales, para ellos el poder (de lo que sea) no debe estar en la ciudadanía sino en el gobierno (lo vimos en Nuevo León con el intento del gobernador  – emanado del mismo partido que el gobernador de Zacatecas – de organizar una marcha ciudadana a la que, afortunadamente, casi nadie asistió – pero Milenio Diario solapó y magnificó – ).
  • El gobernante emanado de un partido antidemocrático (como en Zacatecas o Nuevo León) ve al gobierno como una empresa (aunque nunca lo reconozca) y será capaz de hacer lo que sea necesario para defender sus intereses.
  • El gobierno no-democrático trabaja para si mismo, no para la ciudadanía. Si hay algo que los pueda poner en mal a ellos y bien a la gente, siempre buscarán la forma de hacer quedar mal al ciudadano.

A favor de la gente y de las nuevas formas de comunicarnos:

  • En redes sociales el poder informativo es del ciudadano, es falso que la información ahí no sea confiable pues no existe una red social informativa, existen ciudadanos confiables que no mienten e informan responsablemente y existen otros que no lo hacen. Es decisión de cada quién el “seguir” a aquellos responsables y con buena reputación, eso creará una red social fuerte e impenetrable para información falsa. Twitter no es la red social, solo es el medio donde ésta se hace presente.
  • Hacen falta ciudadanos responsables que informen oportunamente de situaciones de riesgo para los demás, sin crear psicosis, solo informando (como lo hicieron en Zacatecas y lo hacen muchos en otras ciudades del país ante situaciones de riesgo).
  • Siempre que los gobiernos y los medios de comunicación “formales” no protejan ni informen a la gente, ésta buscará formas adecuadas de hacer ambas cosas.

@Yerasca dijo algo dirigido al procurador de justicia (quien, supongo, no tiene twitter) y es algo que podemos aplicar no solo en Zacatecas sino en todo México: “los ciudadanos no tenemos afán de mentir, sino de protegernos entre nosotros porque ustedes -los gobernantes- no pueden”.

Ésta es la realidad en México: los ciudadanos sentimos que el gobierno (municipal, estatal o federal) no puede protegernos.

No dudo que haya personas con buenas intenciones en los gobiernos, pero no hay actitudes conjuntas en éste que muestren que los intereses ciudadanos son atendidos. Existe, con razón, la percepción de que el gobierno no tiene idea de cómo protegernos. El gobierno, al comportarse como un negocio cuyo interés es sostenerse a costa de lo que sea, se preocupará por posicionar bien, rumbo a las próximas elecciones, al partido que los llevó al poder, antes que por cuidar y atender a sus gobernados.

Nada de histeria colectiva, el ciudadano tiene derecho a informar e informarse, si bien hay que tener cuidado con lo que se lee en twitter, también hay que elegir bien a quién leemos, a quiénes les creemos y cómo procesamos la información que recibimos. Ahí está la clave de la información en redes sociales.

Sin magnificarla, hay una revolución que ya está sucediendo: la del ciudadano que confía en su semejante y no en el gobernante. Contra eso, éste último ya no puede hacer nada.

Eduardo PS

Anuncios


Categorías:Decadencia, Democracia, Gobierno, Redes Sociales

Etiquetas:,

2 respuestas

  1. Muy buen post, yo creo que el problema es que se ha convertido en un botín donde el fin es ganar elecciones para poder tener poder. Creo que es bien intencionada la lucha contra el narco, el problema es que de buenas intenciones no se puede solucionar, Habra que tener un plan integral en el cual no solo se dediquen a enfrentarse al crimen. Hay que educar a los jóvenes para que estén preparados para enfrentar la vida, hay que cultivar el deporte para que sean personas sanas, y hay que limpiar las instituciones de corrupción tanto como sea posible ( imposible erradicarla) de lo contrario es inútil estos enfrentamientos. Creo que muchos de los involucrados están allí porque no están preparados ni saben hacer otra cosa y solo quieren ganarse el pan. Es un problema en conjunto que no sera resulto con ponerse a los balazos.

    Me gusta

  2. Ese martes, recibí una llamada de un familiar alertándome de los ruidos que se escuchaban en la calle. Me asomé por una ventana e identifiqué los ruidos como balazos. Corrí a la computadora y busqué en las páginas de internet de los medios informativos de Zacatecas sin resultado alguno. De ahí pasé a las cuentas de twitter de los mismos y de Gobierno, pero fue inútil, no había nada.

    Utilicé el Hashtag de #Zacatecas y encontré sólo 4 tweets de algunas personas que mencionaban el mismo ruido y que inferían también que eran balazos. Escribí un mensaje pues: “Métanse a sus casas, sí hay balacera #Zacatecas”.

    Lo que siguió fueron varias horas de desinformación por parte de Gobierno y los medios de comunicación, mientras los ciudadanos nos alertábamos entre nosotros e intentábamos dar con el lugar específico del enfrentamiento.

    Al día siguiente fuimos (los informadores de Redes Sociales) acusados de causar psicosis por el procurador. Para colmo, los medios de información (periódicos locales, Tv Azteca con Javier A la Torre y Televisa con López Dóriga) sólo informaron una copia barata de lo que se estaba divulgando en Twitter.

    Yo me pregunto: ¿Cómo es posible que en pleno Siglo XXI el Gobierno no le de la importancia (o en todo caso, no sepa usar) las redes sociales? ¿Cómo se les ocurre intentar acallar a la gente y fingir que no sucede nada?

    La revolución está sucediendo y dejó de estar en la televisión, está en las Redes Sociales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s