WikiLeaks – Solo para ciudadanos

Keep Us Strong

El día de ayer, 2 de diciembre de 2010, fue dado a conocer el contenido de los “cables” emitidos desde México dentro del escándalo conocido como “WikiLeaks”. Las reacciones no se hicieron esperar, tanto en el gobierno mexicano que, extrañamente, fue cauto al decir que no haría declaraciones hasta después, como de periodistas y de “mortales” comunes consumidores de información.

Las reacciones son lógicas y las veo como sigue:

  • En gobiernos y grandes corporaciones privadas se escandalizarán pues en todos el mundo se corre el riesgo de que se pongan en evidencia las prácticas gubernamentales-privadas donde impera la corrupción y la falta de ética.
  • Para los ciudadanos solo se confirma lo que sabemos o suponemos que sucede. No más. Y nos damos cuenta, con una poca de claridad (con evidencia) de lo que los gobiernos están dispuestos a ocultar con tal de controlar a sus gobernados y no perder prestigio.
  • En los periodistas, el asunto es ambiguo… se pueden percibir reacciones a favor y en contra de WikiLeaks. Podemos despreciar las opiniones a favor, pero llaman la atención las opiniones en contra, parece que hay cierta rabia de parte del “gremio” hacia Julian Assange (fundador de WikiLeaks).

WikileaksTratando de entender a WikiLeaks y la leyenda que aparece en su sitio “Help WikiLeaks keep governments open”. No dice “ayúdanos a que el gobierno de EE.UU. sea abierto”, no, dice “gobiernos”… y ¿por qué? Bueno, porque los gobiernos tienden a ser cerrados, instituciones que trabajan para si mismas y para quienes los ayudan a mantenerse en el poder, sean instituciones políticas o del sector privado como bancos, entre otras.

Hasta aquí, nada nuevo. Sin embargo hay algo aún peor y es la maquinaria informativa que los gobiernos ponen en marcha para “limpiar” o mantener limpia su imagen. Eso incluirá siempre sus propios medios, en forma de comerciales y trucos mercadológicos, necesariamente, pero también echarán mano de los medios informativos, y eso lo notamos al leer notas “tendenciosas” en los diarios o al escuchar a los llamados “líderes de opinión” en radio y televisión favorecer a candidatos o gobiernos desde su tribuna.

WikiLeaks no está poniendo en evidencia solamente gobiernos que usan recursos indebidamente para, a costa de lo que sea, salvaguardar los intereses de la nación (llámese como se llame), sino pone en la mesa algo claro: Los periodistas y los medios de comunicación están corrompidos por el poder y son paleros de éste. En pocas palabras: no nos informan. Solo realizan la “dura y extenuante” labor de “copiar y pegar” lo que los gobiernos o grupos de poder les dicen, apegados a la línea que el medio acostumbra manejar. El sitio no solo puso en evidencia a los gobiernos, sino a lo decadente de los medios y los periodistas que más que informar, reproducen y copian lo que les piden, no lo que deben.

En estos días veremos ataques a WikiLeaks, no solo por parte de gobiernos, sino de medios de comunicación que acostumbran desinformar o no informar conforme a los intereses del grupo de poder que cobijan.

Resultará curioso ver la reacción (ayer las hubo) de personas ligadas a los medios o que se sienten líderes de opinión en referencia a todo este “escándalo”, argumentando que no hay nada relevante o nuevo en las filtraciones de WikiLeaks, poniendo en evidencia la enorme falta de capacidad para desmenuzar y comprender lo que sucede. Se nota que les gustaría más que se “armase un relajo” antes que ver información con la que antes no contaban, o contaban con ella pero no la usaban pues no había evidencias completas de lo que ocurría. Los medios nos han acostumbrado a los escándalos y como los “cables” mexicanos no desatan ninguno, pues no les sirve.

Tenemos, incluso, a personas acusando la ilegalidad del sitio antes de señalar la “porquería” que se está destapando. Es el equivalente de acusar a alguien de invadir propiedad privada cuando lo hizo para filmar un acto ilegal y, moralmente, despreciable dentro de ella.

A mi -ciudadano- me sirve. Me permite reclamar a los medios y a periodistas el ser paleros y “lamebotas” de los gobiernos (si así son con la guerra contra el narco, ¿cómo son con lo demás? ¿qué más nos ocultan?), me da evidencia (aunque ya lo supiera) de que el gobierno (municipal, estatal, federal, suprema corte y los congresos) miente y que antepone sus intereses políticos a los de la población, utilizando a los medios a su favor. Existiese o no evidencia, Wikileaks viene a dar claridad y se vuelve un arma para el ciudadano (no para los medios, no es el objetivo).

Para concluir: ¿Qué esperaban? ¿Un escándalo? Ok, no lo hay. Solo hay evidencia de gobiernos malos (hasta para hablar) y de medios de comunicación y periodistas ineficientes.

WikiLeaks no es para los medios, es para los ciudadanos.

En el budismo hay un concepto llamado “retribución moral de las acciones” (el, en occidente, mal interpretado karma). Bien, WikiLeaks es consecuencia de sus acciones, las reacciones no surgen de la nada. La desconfianza de la gente en los medios de comunicación y los gobiernos es consecuencia de sus actos, nada más. Aunque tapen a WikiLeaks, siempre surgirá algo nuevo que destape la cloaca, como ahora.

Larga vida a WikiLeaks (en cualquiera de sus formas).

Eduardo PS

 

 

 

Anuncios


Categorías:Ética, Gobierno

Etiquetas:,

12 respuestas

  1. Nos temen Eduardo. Los gobernantes temen sociedades informadas e indignadas pero sobre todo le temen a la gente con esperanza. Wikileaks nos da eso, la esperanza de que después de todo no son invencibles las barreras que nos han hecho creer como imposibles de derrumbar. Creo que más que el contenido de los cables lo que preocupa al imperio es que se han visto vulnerables y no pudieron hacer nada para detener su exposición. Gracias por el post. Sigamos adeleante.

    Me gusta

  2. Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo 🙂

    Me gusta

  3. Como mecionas Wikileaks solo confirma algo que ya sabemos: que los gobernantes hacen con el Poder que tiene lo que quieren a beneficio imediato de sus propios intereses. No me atrevo a decir “Con su poder” porque curiosamente estamos hablando de un Poder que es de y para el pueblo. Es increible como el concepto democracia este tan desvirtuado.

    Existimos muchos que escribimos un blog, otros que publican en revistas o comentan en programas de radio.. todos ellos criticos serveros de esta sociedad. Pero hasta ahi. Me espanta la idea de que aun y con pruebas, no se haga nada para cambiar al gobierno que nos rige.

    Hemos dejado el poder a manos del que se sienta en la silla y si todos esos secretos existen es porque nosotros mismos lo hemos ido permitiendo, lo mismo con los medios de comunicacion al aceptar toda la basura que difunden.

    Wikileaks no debe ser una herramienta, debe ser un arma que detone el cambio que anhelamos…

    La ciudadania no esta sola.. esta con ella misma y ese es su poder. Que el individualismo imperante nos haga creer lo contrario y vivir a expensas de lo que los demas deciden por nosotros, es muy diferente…

    Me gusta

  4. WL sigue y seguirá cumpliendo la función de crear sinapsis, información, diálogo.
    este blog, este post y estos comentarios
    claro ejemplo de un objetivo de WL.

    Me gusta

  5. Buen articulo, Eduardo. Coincido plenamente con tus comentarios y opiniones.
    Esto que estamos hoy viviendo nos habre una enorme puerta de oportundad para buscar una participacion mas activa como comunidad del ciberespacio.
    En la medida que dejemos de ser “clientes cautivos” de los medios, estos tendran que redireccionar sus convenientes complicidades.
    Ojala que reaccionemos a esta situación idiotizante de los medios que, con sus recurrentes notas o “reportajes” motivan a que cada vez surgen nuevas voces como la tuya, que nos invitana a reflexionar.
    Un abrazo.

    Me gusta

  6. Hay un tema que ciertamente no se ha tratado al hablar de la semana de Wikileaks; y es que si quitamos el (mínimo) escándalo surgido, el mensaje es claro: Hay forma de observar a los gobiernos y hacerlos ver mal cuando se conduzcan de forma oscura.

    Tal vez eso sea el principal aporte de Wikileaks. El que los gobiernos (todos) sepan que los estamos observando.

    Fuera de ello, es bastante divertido.

    Lo que se lee son “cables” enviados por los servicios diplomáticos en donde se evidencian los temas de interés del embajador o cónsul local, o bien los del Departamento de Estado de los EEUU.

    Un punto interesante a destacar. Los reportes diplomáticos son disciplinados y en algunos casos bastante minuciosos. La pregunta es: ¿Nuestros embajadores reportan con semejante detalle o están al pendiente de todos esos temas? o más bien se la pasan inaugurando ferias y cenando en eventos… Diplomáticos.

    Saludos.

    Me gusta

  7. Ya todos sabíamos lo que EEUU opina del mundo, ahora falta ver que opina el mundo de EEUU. Eso si le debería preocupar a la diplomacia gringa.

    Me gusta

  8. Muy padre tu artículo, muy buena tu analogía de “Es el equivalente de acusar a alguien de invadir propiedad privada cuando lo hizo para filmar un acto ilegal y, moralmente, despreciable dentro de ella.” lo mismo que pasó con las grabaciones de Fidel Herrera y muchos otros. Lo triste es ver a la gente incapaz de analizar éste tipo de cosas y dejándose llevar por comentarios incoherentes, escuchan decir “contra la ley” y su triste sentido de la moralidad automáticamente los lleva a descalificar sitios como wikileaks.

    Me dan ganas de pensar que posts como éste ayudan muchísimo a que la gente entienda la situación en la que nos encontramos, realmente espero que sí , mucha suerte y en verdad un aplauso por tu análisis.

    Saludos!

    Me gusta

  9. Eduardo,

    tienes mucha razón de lo que dices de los medios de comunicación. Acá, como en tu país, la mayoría de los periodistas informan lo que ellos quieren (por intereses u odios) o lo que les mandan sus jefes (los dueños del medio que también tienen negocios en otros ámbitos).

    Sobre lo que comentan sobre los políticos también, la mayoría pareciera que la frase de Groucho Marx les cae a pelo: “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”. Sin embargo, hay gente, como tú y yo, a quienes nos gustaría entrar en la Política o ya estamos en cierta manera en ella, y tratamos de hacer lo que se puede, de manera honesta y proba. No hay que perder la fe, que hay una luz afuera del túnel, sino el último apague la luz.

    Un gusto seguirte 😉

    Angie

    Me gusta

  10. Los gobiernos piden que como ciudadanos revelemos todo al respecto de nosotros–que les digamos cuanto ganamos y gastamos y en que, que en los aeropuertos nos quitemos hasta los zapatos para decirles que llevamos, que revelemos las enfermedades que hemos padecido, los lugares a los que hemos ido, la gente con quien nos llevamos y un largo etcétera. Pero cuando a la vez, los gobiernos buscan hacer de todo lo que hacen un secreto “de Estado”, tenemos que darnos cuenta que estamos cayendo en un segundo medievo y que si a este llegamos no será como efecto de invasiones bárbaras, sino por nuestra propia apatía y nuestras pocas ganas de decir “ya basta”. Los gobiernos deben ser transparentes y los ciudadanos privados, bueno, pues privados.

    Me gusta

  11. Ciertamente Wikileaks intentó trabajar por y para los ciudadanos, o al menos eso aparenta, y por supuesto que habrá celos profesionales y medios comprados que verán la forma de descalificar lo que hizo Wikileaks.

    Para empezar, es obvio que los medios con tendencia oficialistas, como Televisa, nunca pondrán al aire notas como lo que ocurrió con Wikileaks. En EU algo similar debe pasar: los medios oficialistas o conservadores como Fox News seguramente dirán cosas terribles de Wikileaks o lo manejarán como que es un golpe contra el gobierno de Obama (y solamente contra él) ya que favorecen a los republicanos.

    La cuestión, creo, es que esta información se pueda comentar en donde los ciudadanos se están informando al dejar de creer a los medios tradicionales: Internet, específicamente, las redes sociales, o el boca a boca.

    Ojalá y Wikileaks encuentre la manera de seguir funcionando luego de lo que seguramente será una embestida del gobierno de EU.

    Saludos, buen post.

    Me gusta

  12. Creo que muchos nos dimos cuenta al ver en la mañana, por ejemplo, que en Televisa no mencionaron ni pío de los “cables”. Era la nota más importante y lo único que sacaron fue la bacteria de la NASA, pero de los “cables”, cero.
    Sólo demuestra que están coludidos con FECAL, al menos así lo han demostrado desde el pleito que traen con PROCESO.

    Como lo dije ayer, los ciudadanos estamos solos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s