Decadentes y sin rumbo

En mis inicios voluntarios en el afán filosófico de leer libros de filósofos, me topé irremediablemente con Nietzsche… He de decir que me pareció que estaba loco, maravillosamente loco y para mi eso lo acercaba más a decir las cosas como las veía, sin hipocresía, que otros aparentemente sinceros. Más allá de las consideraciones sobre su persona, Nietzsche ayudó a abrir mi mente a martillazos para luego dar paso a ideas un poco más suavizadas pero igual de contundentes.

Una de las palabras que más me gustó que fuesen usadas en sus libros, es “decadente”. Viendo la definición de la RAE para ‘decaer’ obtenemos: “… Ir a menos, perder alguna parte de las condiciones o propiedades que constituían su fuerza, bondad, importancia o valor”.

Así, este filósofo supo darme la palabra indicada en el momento indicado para ayudarme a visualizar de manera un poco más eficiente aquello que me servía de lo que definitivamente no me sería útil.

panprd Hoy recibí un e-mail de el PAN, o… quizá no del PAN, sino de algunos panistas inconformes con la labor de César Nava al frente del partido y de su reciente “afición” por realizar alianzas para obtener así victorias en las elecciones de gobierno en diversos estados. El e-mail se titulaba así: “ Carta a César Nava”. (ver aquí)

No me extraña que estén en desacuerdo, a final de cuentas es bueno no siempre estar de acuerdo con todo y es sano, a pesar de tanto traspié democrático en el país, que ellos se expresen contra lo que consideran su derecho a llevar las cosas en un sentido un tanto distinto.

El problema no es el que estén en contra de la actual dirigencia, sino que parece que no les gusta “hacia dónde van” pero tampoco tienen una visión muy positiva del “a dónde quieren ir”, pues en su sitio, panistas.org, tampoco se dan a entender muy bien ya que posterior a su postulado de protesta, enuncian: “ Estamos haciendo alianza con los mismos que están a favor del aborto, y a favor de las adopciones GAY”.

Mi pregunta sobre esto último es la siguiente: ¿al decir que están haciendo alianza significa que reclaman que Nava haga también estas alianzas o que ustedes, los “mexicanos que quieren rescatar los ideales del PAN” están aliados con quienes apoyan el aborto y las adopciones por parte de homosexuales? (decir “adopciones gay” no me parece correcto). Les hace falta un poco de buen diseño de página y una redacción que comunique de forma efectiva lo que desean, pero eso, de momento, queda de lado frente a lo que deseo comentar.

En 2001, Gustavo Madero Muñoz, senador panista por Chihuahua fue candidato a Presidente Municipal por la ciudad capital del mismo estado, perdió la elección contra Jorge Barousse del PRI. El asunto no es si perdió o cómo le hizo para después ganar una diputación en 2003, sino que durante sus campañas (las cuales viví de cerca por ser candidato, primero por mi ciudad y luego por mi distrito) no recuerdo ninguna propuesta que realmente me atrajera a votar por él, nada, absolutamente… sus propuestas eran vacías, como reforestar parques, pavimentar calles, programas de apoyo a necesitados, etc, etc… las cuales eran idénticas, en su mayoría, a las hechas por el candidato opositor por el PRI. La mayor parte de la campaña ambos candidatos se dedicaron a atacarse entre sí, a descalificarse personalmente. El penúltimo día de campaña el Sr. Madero publicó en los periódicos locales una leyenda extensa desprestigiando a su oponente (con mayor fuerza que la ocasión anterior) a lo que el Sr. Barousse replicó alabando al candidato panista y, por lo menos en algunos círculos, obteniendo mayor simpatía por solamente dejar su “mejilla” expuesta y, además, dignificar a su oponente político.

En 2009, en Nuevo León, Rodrigo Medina derrota a Fernando Elizondo en la lucha por la gubernatura de Nuevo León… la lucha fue idéntica a la anterior, todo era atacar, mostrarnos por qué el otro no debía gobernar, pero con contenido vacío. El efecto directo, de un gobierno panista o uno priísta, en el ciudadano, según sus vacías propuestas, sería el mismo pues nunca hicieron mención al cómo hacer las cosas, todo eran promesas de parte del Sr. Elizondo (estamos hablando de panistas, luego le tocará al PRI), no había un cómo, no se veía un camino claro.

Llegué a comentar, sobre esto último, con compañeros que se interesaban por la política, que no tenía idea de cuál sería la diferencia si gobernaba uno u otro candidato, yo lo único que veía era que los puestos gubernamentales y las notas periodísticas estarían encabezadas por nombres distintos, pero los resultados no se harían sentir pues no teníamos idea de qué era lo que, una vez ocupando el puesto de gobernador, harían ambos candidatos. Fuera del importante tema de seguridad, lo demás era atacar a Rodrigo Medina. Nunca supimos qué haría en materia cultural además de instalar bibliotecas (tentativamente) en barrios humildes, nunca supimos con claridad qué haría para levantar económicamente al estado y apoyar a la iniciativa privada para lograrlo,…,…,… la lista de asuntos desconocidos es larga.

En el municipio de San Nicolás de los Garza, N.L. triunfó, por enésima ocasión consecutiva, el PAN… estoy totalmente convencido de que si el candidato del PRI (que pareció un maniquí de entrenamiento más que un oponente) hubiese hecho 2 o 3 propuestas interesantes a los votantes, hubiera derrotado al actual presidente municipal, quien tampoco hizo ofrecimiento alguno además de los ya tan comentados temas de seguridad y mantenimiento de parques y jardines.

Señores “panistas”, se dicen ustedes “mexicanos que quieren rescatar los ideales del PAN”. Puedo decirles que no me importa si rescatan sus ideales, pero sería hipócrita. A toda nación le hace falta un equilibrio de fuerzas políticas civilizadas, se necesita una izquierda fuerte e inteligente que no busque enemigos, pero también es necesaria una derecha con fuerza y astucia para poder llevar a cabo, junto a sus fuerzas oponentes, un proyecto de nación. Si digo que no me importa es porque los veo discutir algo bueno, por un lado, pero en una lucha sin valor y compromiso social, por otro.

AlianzaPueblaUstedes, señores Panistas, durante años se han burlado de la población, han prometido solo sacar al PRI del “poder” pero una vez que lo tienen parece que solo se dedican a administrar sus instituciones de forma eficiente, olvidándose de sentar bases sólidas para que, sean ustedes o la izquierda, se gobierne bien en pro de todos los ciudadanos y que haya justicia social. Han sido ustedes parte de la crisis política del país al no buscar acuerdos, sino alianzas o bien, en caso de no aliarse, solamente atacar usando constantemente sus guantes de pelea.

Ustedes, Panistas, han mostrado enemistad por todo aquel que no piense como ustedes y, peor aún, han hecho de la política un cuadrilátero de boxeo y no una sala de discusión.

He escuchado a algunos de ustedes decir “es que ellos” (PRI-PRD-PT-etc.) nos provocan, por eso tenemos que ser así”. Señores, están ustedes equivocados, si siguen buscando enemigos y metiéndose en asuntos que no deberían importarles como la prohibición del aborto o los matrimonios entre personas del mismo sexo, solo les quedarán las alianzas para ganar, pues solo sus más fieles allegados votarán por ustedes.

Ustedes, panistas, se parecen tanto al viejo PRI, a aquel que reprimía, cuestionaba y se metía con la población indebidamente, que no puedo decir que volveré a tachar la boleta sobre la foto de uno de sus candidatos…

Necesitamos políticos que se interesen en nuestros problemas, no necesitamos que nos generen más.

Ustedes, panistas, son decadentes, no veo su fuerza, su bondad, no veo el valor ni la importancia de sus ideas… no veo cómo, sin alianzas o sin un maniquí de entrenamiento como oponente, puedan ganar. Sé que no todos son así, pero hasta el momento, en lo general y por sus actos, eso es lo que se muestra de ustedes.

Propongan, sin confrontar, sin humillar y sin crear enemigos innecesarios. ¿quieren generar un cambio? Entiendan que la gente tiene derecho a vivir como mejor lo considere y que ustedes no deben ser jueces morales ni impositores, antes, mil veces, negociadores y propositivos. Quizá así puedan dejar de necesitar alianzas.

¿Están ahí? o… quizá se lo estoy diciendo a la pared.

Saludos.

Eduardo PS

Nota: No soy priísta, tampoco perredista u obradorista, no estoy afiliado con ningún partido político ni deseo estarlo. Soy un ciudadano que así como opina contra ustedes, lo hace contra los demás cuando hacen estupideces.

Anuncios


Categorías:Decadencia, Gobierno, Política, Sociedad

2 respuestas

  1. Debo hacer notar que al decir “propuestas vacías” me refiero a que son las cosas que “se supone” tiene que hacer… y no estar condiconándolas a que si él es electo se harán. Usar las obligaciones del puesto público como promesas de campaña es un chantaje.

    Me gusta

  2. pudiera titularse también “durmiéndome en mis Laureles”, una vez que hubo alternancia, fue solo de facto en el poder, pero no en la realidad del ciudadano de pie, una vez mas se demuestra que los Partidos Políticos persiguen sus ideales, pero económicos, como siempre atinado tu Post Eduardo, Te mando un fuerte abrazo, y yo que me encuentro el el EdoMex vivo basicamente lo mismo con los Partidos, lo que nos hace reflexionar que no es problema regional, sino de idiosincracia, en que momento dejamos que los PP nos comieran el mandado

    Salu2

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s