Herramienta Democrática

A veces digo cosas que molestan, lo confieso, me gusta remover el polvo y cuestionar las ideas aferradas de la gente y eso no a todos les gusta. Hay quienes me han llamado intolerante, pero no creo serlo, respeto mucho a la gente y por eso dialogo con ellos, pero no estoy muy dispuesto a soportar que las ideas de alguien se impongan sobre mi, no sobre mis ideas, sino sobre mi existencia… Cuando digo algo por molestar es porque algo de lo que esa persona hace, me fastidia previamente. Y por fastidiar me refiero a que me molesta por lo que hace o intenta hacer conmigo, no por su “esencia” o su existencia.

Siempre que voy a opinar me apoyo en una frase de Fernando Savater que reza así: “El primer requisito, la mayor excelencia y el peor peligro de la democracia es acostumbrarse a convivir en disconformidad”.

Establecido y entendido esto, opino, a veces a favor de algo, otras en contra. Ninguna de las dos acciones anteriores garantiza la “sana convivencia” pero sí garantizará la condición democrática pues alguien estará a mi favor o en mi contra, difícilmente habrá posturas neutrales.

Creo que una red social como twitter, por ejemplo, nos ofrece un espacio democrático para opinar, interactuar, compartir ideas, cuestionar y aprender de otros. La telaraña social que se ofrece nos atrapa de una manera un tanto mágica, pues también nos ofrece la posibilidad de decidir de quién aprender, con quién interactuar, sobre qué opinar, con quién compartir nuestras ideas y qué cuestionar… teóricamente no hay censura y se auto-regula pues poco a poco se agrupa y define con base en ideologías, teniendo entre grupos algunos pocos usuarios cuyas ideas fluctúan entre las de ambos o bien, usuarios que gustan de la disertación y construcción constante de ideas de cambio, algunos provocando discusiones sin sentido, pero otros intentando discutir llegando a algún punto de acuerdo con respeto por el portador de la idea contraria. El comportamiento humano en las redes sociales es muy similar al que tenemos en nuestra vida cotidiana.

Democracia MafaldaLa democracia ha llegado a los ciudadanos, no en forma de “poder por ejercer por la mayoría” sino en forma de “poder por ejercer por el individuo”… no todos lo ven, no todos lo saben y, desgraciadamente, no todos la sabrán usar, pero es muy bueno tener las herramientas que nos permitan generar diálogos, discusiones y confrontación de ideas. Las redes sociales no sustituyen, creo yo, a ningún medio. Son por si mismas un nuevo medio de interacción que nos acerca de una forma nunca antes vista, al conocimiento y en forma excesiva, a la convivencia.

Tenemos la herramienta, algunos querrán regularla, otros querrán que hagamos lo que ellos dicen, pero sobre todo, hay quienes siempre criticarán el que la usemos… Dependerá de cada persona y de su interacción con su entorno social-digital directo el cómo termine siendo percibida la red social en el entorno global. Pero sin importar si la herramienta democrática se llama Facebook, Twitter, LinkedIn, MySpace, etc., lo verdaderamente relevante será lo que cada quien obtenga de ella. Sin duda alguna en esta época la información fluye a una velocidad antes inimaginable, aprendemos más rápido, además hoy en día se conoce e interactúa con personas a un nivel no físico pero sí intelectual, y esto cambiará a la humanidad para siempre, creo yo.

Regular la red social, creo, no tiene ningún sentido… la red se regula sola y de alguna forma el que actúa mal en ella comienza a aislarse o a agruparse con otros similares, que se volverán identificables y podrá prescindirse de ellos. Por otro lado, y de forma más interesante, habrá agrupaciones no establecidas, pero sí medibles, de usuarios de redes sociales (ya pueden observarse) que ordenarán a éstos por su ideología y afinidad intelectual, y no tanto por rangos económicos, aunque quizá esto último también llegue a ser factor.

No soy experto (ni pretendo o quiero serlo) en redes sociales, hablo de lo que veo y percibo en mi diaria interacción socio-digital, pero es evidente que tenemos en nuestras manos una herramienta democrática que nos iguala y no hace distinción, a la que todos tenemos acceso y podemos usar sin reparos ni medida. Tenemos nuestra cuenta en twitter, o facebook, además de un blog y si a esto le agregamos el hecho de que tenemos capacidad de discriminar entre bueno, malo, feo, agradable, desagradable, positivo, benéfico, malicioso, etc, etc., entonces ha llegado a nosotros la herramienta más democrática que podemos utilizar hoy en día, las redes sociales.

No importa si la usas para hablar de política, espectáculos, deportes, comida, situaciones irrelevantes en apariencia, informática, reclamo social, etc., lo importante es que puedes usarla y nadie tiene el derecho de impedir que lo hagas (mientras no ofendas o denigres a otras personas), mucho menos si es solo alguien que no comparte tu manera de pensar. En eso estiba la democracia, en que tienes derecho a pensar lo que desees, lo único que puede detenerte o potenciarte es la acción que ejecutarás a partir de tus pensamientos y que puede llegar a afectar a otros, pero no tus ideas. Además, algo que antes no teníamos y ahora tenemos es la oportunidad de dialogar y debatir nuestras ideas, con tolerancia e inteligencia, pues también puedes alejarte de inmediato de quien no respete tu derecho a pensar y decidir.

Tu, mi estimado lector ¿qué opinas? ¿cómo utilizas tu cuenta en redes sociales? ¿qué impacto crees que la existencia de dichas redes tenga en la sociedad?

Me agradaría leer tus comentarios… ¿quisieras compartirlos?

Muchas gracias.

Eduardo PS

Anuncios


Categorías:Redes Sociales, Sociedad, Tolerancia

2 respuestas

  1. Siento que las redes sociales han abierto un canal de comunicación muy interesante, cada vez más gente sabe la fuerza e importancia de esto y son cada vez más los que comienzan a usarla para bien, para reclamar alguna injusticia o simplemente expresar su inconformidad con algo.

    Las redes sociales van a modificarnos como sociedad y creo que como todo, a veces será para bien en otras para mal, pero siempre siempre habrá un lado de luz el cual nos generará gran ayuda como estructura humana.

    Gracias por esta reflexión!

    Me gusta

  2. La red social existe previo al sustrato tecnológico que a ella prestan los medios sociales.

    Las tendencias autoritarias siempre han buscado limitar a la red social y el ataque hacia los medios sociales no es más que una continuación de ello.

    Quien quiere limitar los medios sociales, en realidad quiere limitar a la sociedad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s