Todos somos el PRI

Sé bien que este título va a hacer que muchos de ustedes me quieran crucificar… Desgraciadamente así somos, nos dejamos llevar por la primera impresión y no vemos el fondo… Claro, también tiene un fin, mi naturaleza de vendedor me obliga a poner títulos que te inviten a leer. De manera que, si quieres crucificarme o no, te invito a seguir leyendo, después hablamos de eso.

Tengo unas 3 semanas preparando este post, y no es que sea tan difícil, es que no soy ni “blogger”, ni periodista ni nada por el estilo… estoy en un medio totalmente distinto y es complicado tomarme el tiempo para solamente hacer esto durante un buen rato, estructurarlo y compartir con ustedes, mis estimados lectores, la idea que pienso traducida a las letras que ustedes entienden.

Bien, ¿a dónde voy con ese título?

Pues ni más ni menos que a la esencia de la política mexicana (vista por un ciudadano al que le encanta cuestionar y debatir), la que nos gobierna, nos gobernó y que nos gobernará… quizá.

Vivo en una sociedad plural, donde convivo con mujeres, homosexuales, perredistas, cristianos evangélicos, priístas, católicos, testigos de Jehová, Mormones, hombres, panistas, vendedores, repartidores, comunistas, limosneros, jefes, ‘geeks’, amas de casa, padres, amigos, madres,… (lo sé, estoy categorizando lo incategorizable solo intento hacerte pensar un poco) y donde estas categorías pueden mezclarse o no, dependiendo de muchas circunstancias…

Mi padre es simpatizante priísta, o al menos eso he sabido toda mi vida, mis hermanas no son priístas pero tampoco panistas y el PRD les ha de suponer algo como una espina de rosal, mi abuela materna es cristiana evangélica pero no por ello simpatiza con el PAN, pero tampoco con el PRI o PRD; mi amigo del alma sabe de las “maldades” del PRI, pero su padre es militante y no puede criticarlo pues algo de él (al igual que yo) se ha beneficiado de su existencia; la dueña del departamento donde vivo es priísta pero la señora de la tienda de enfrente es panista y al lado vive un señor que no ha quitado su bandera del PRD y la caricatura de López Obrador desde 2006 (y no está por ‘demás’ decir que me ayudó a poner agua a mi carro una mañana)…

Aquí, señores, vivimos todos, todos estamos en este barco que construyó la conquista, atornilló la independencia y selló la revolución… a nosotros nos toca navegarlo y le cedimos por años el timón a un PRI que alguna vez se negó a soltarlo y lo quitamos del timón de un puñetazo en la nariz argumentando que todos los demás barcos iban hacia aguas tranquilas mientras nosotros nos dirigíamos hacia el tormentoso Ártico… lo malo es que dimos la vuelta al barco sin ver los arrecifes que podían detenernos y quisimos amarrar en el sótano al capitán y amordazarlo sin preguntarle cómo manejar y no solo eso, a sus aliados les colocamos etiquetas, sin ver si eran nuestros vecinos o familiares y sin ver que al etiquetarlos a ellos olvidábamos que había muchos entre los que querían manejar el barco que pensaban igual que aquellos etiquetados…

No estoy diciendo que el PRI sea bueno y que debemos perdonar lo malo que nos dejaron 70 años de PRI (estoy seguro que en los tiempos de bonanza muchos que hoy lo hacemos o lo hacían entonces, no cuestionaríamos tanto al priato) pero ¿no acaso en gobiernos panistas y perredistas hemos visto el mismo nepotismo del que nos quejábamos en tiempos del odiado PRI? claro que sí ¿el PAN y el PRD no acarrean gente para sus eventos exactamente de la misma forma que lo hace y hacía el PRI? por supuesto que sí… y… ¿acaso no, dentro de las empresas hay arreglos ilegales, a veces promovidos por el patrón, para ganar concursos mercantiles públicos y/o privados? por supuesto, claro que sí… ¿hay padres de familia que sobornan a directores de escuelas para que sus hijos tengan un lugar en ella? sí, muchos, los hay… ¿hay directores de escuelas y empresas, privadas y públicas que están en sus puestos solo por “lambiscones” y no por sus méritos laborales? estoy seguro que hay muchísimos…

Bien, y ¿hay gobiernos, de cualquier partido, honestos? estoy seguro que sí… ¿hay empleados y patrones honestos? desde luego que sí… ¿hay ciudadanos que toman las vías legales (y honestas) para lograr sus objetivos? sí, muchísimos… ¿hay directores, diputados, presidentes municipales, gobernadores, secretarios de estado, etc, etc, etc,… honestos, serviciales, decentes, eficientes y comprometidos con ellos, sus familias y su sociedad? sí, sí los hay.

Todos, los de la primera lista y los del párrafo anterior, son nuestros vecinos, jefes, amigos, conocidos y convivimos con ellos a toda hora… y volviendo a puntos exclusivamente políticos, los panistas, perredistas, petistas, priístas, obradoristas, apartidistas… todos ellos son los mismos, nuestros vecinos, hermanos, amigos, padres y conocidos. Vivimos a su lado, hablamos con ellos y tenemos en común vivir en la misma ciudad, cuadra, calle, colonia o comunidad… extrañamente con ellos, al quitarles las etiquetas, negociamos, dialogamos y acordamos, cosa que no estamos muy dispuestos a hacer cuando ponemos etiquetas.

Y… ¿por qué somos el PRI? ¿por qué tanta vuelta al asunto? Bien… durante años hicimos a un lado al PRI o lo abrazamos temerosamente (algunos hasta lo amaron), otros amaron al PAN y vieron en él una esperanza de cambio o bien lo hicieron en el soñador PRD… algunos priístas huyeron hacia otros partidos y otros de ‘los demás partidos’ huyeron hacia el PRI… algunos fueron perjudicados por el priato, otros fueron grandemente beneficiados y a otros les ha ido igual con el PRI que sin él…

El capitán –PRI- autoritario accedió a abrirnos la puerta y antes de preguntarle cómo agarrar el timón lo echamos de la cabina… cuando el nuevo capitán –PAN- le preguntó cómo dirigir el barco, aquel se negó y prefirió ver cómo el niño malcriado –PRD- le lloraba por el timón mientras los tripulantes del barco solo veíamos que el barco se dirigía hacia el mismo punto que el nuevo capitán y el niño malcriado querían evitar…

No dimos vuelta hacia la derecha, no dimos vuelta hacia la izquierda… estamos igual, el priato no se ha ido, solo cambió el capitán…

El viejo capitán quiere el timón, el nuevo no quiere perderlo y hay un tercero en discordia que grita y reniega por él… todos aquí, los que no participamos más que con nuestro voto, hemos estigmatizado y colocado una etiqueta en el PRI sin darnos cuenta que en muchos aspectos somos emanados de él y nuestra forma de hacer y ver la política se basan en esas formas que nos enseñaron 71 años de régimen priísta… para bien o para mal, nuestros gobernantes y/o candidatos no-priístas tienen la misma visión impuesta.

Para bien, priístas, perredistas, panistas, apartidistas (y los demás) somos todos… Para mal, lo mismo, somos todos y en vez de sentarnos a negociar, a entendernos y discutir, nos peleamos y entendemos mal lo que es confrontar ideas, que no es lo mismo que confrontar personas, ésto último genera rencores, lo primero genera acuerdos y respeto.

No estoy justificándolo, al PRI lo critico, pero vivo gobernado por él, tengo familiares y amigos priístas y prefiero no pelearme y me oriento a negociar con él (cualquiera que sea mi opinión de éste)… tal vez al final de cuentas no sea tan importante quién te gobierne sino por qué y para qué te gobierna.

Todos somos el PRI no porque votemos por él, sino porque todos venimos, de alguna forma, del PRIato, los que lo apoyan y los que no, ya sea por educación o por convicción priísta o anti-priísta pero algo tenemos que ver con el PRI…

Hemos descuidado nuestro futuro por pelearnos con nuestro pasado, ni más ni menos… y mientras tanto… el destino del barco sigue siendo el mismo, el helado Ártico.

¿Quién quiere el timón?

Espero tus comentarios en este post… muchas gracias por llegar hasta aquí.

@Eduardopolis

Anuncios


Categorías:Sociedad, Tolerancia

Etiquetas:

12 respuestas

  1. Muy buenas aportaciones, estimado Eduardo.

    Un país como el nuestro, con fallas graves en el sistema social, donde los reblandecimientos se deslizan a la menor provocación y quedan al descubierto fallas políticas ancestrales ha sido producto de la gestión permitida por nuestros familiares con mayor kilometraje recorrido. No tiene nada de malo ser simpatizante de un partido, pero sí hay que corregir el control que ejercen LOS PARTIDOS.

    Lamento que las reglas del juego estén así, pero no somos pocos los que estamos moviendo fichas que nos permitan encadenar una mejor propuesta que ciudadanice nuestro ejercicio del gobierno y no reparta botines económicos que, ve tú a saber quién y cómo se gasta.

    Excelente aportación y aquí seguimos!

    Me gusta

  2. Estoy de acuerdo en lo que expones, y aquí el compromiso más fuerte es de cada uno, porque la sociedad la hace la gente los vecinos, el empleado, el jefe, debemos luchar por ser más honestos y dejar que pase de moda la corrupción, porque también todo lo que padecemos es responsabilidad de cada personita que habita cada casa de méxico, en vez de discutir quien es de que partido debemos evaluar más, que tanto afectamos al pais desde nuestra más cercana trinchera y ser lo suficientemente listos como para no dejarnos embaucar por alguien que nos prometa algo que no se pueda, esa es parte de ser honesto y ser realista.

    Saludos!

    Me gusta

  3. Coincido contigo, por mucho tiempo dije que la culpa de la situacion del pais, era responsabilidad del PRIGobierno, y soñaba con la alternancia como en los paises desarrollados, llego el PAN y los mismos vicios que criticaba, ahora los hace. pero ya no creo que sea solo responsabilidad del Gobierno, nosotro como pueblo, como dueños del pais, como los que sostenemos todo el aparato debemos de involucrarnos más, así que doble aplauso para ti por tu responsabilidad de señalar lo que ves, y si todos somos el PRI, a mayor o menor grado. tristemente?

    Me gusta

  4. No podemos negar nuestro origen revolucionario, aunque con nuestrs ideas universitarias cambiemos de partido seguiremos siendo priistas, por nuestros abuelos, padres tios, tias, primos la mayoria son priistas.
    Hay que recordar que siempre se considero priista desde elmomento en que nacias.
    NACES SIENDO PRIISTA Y CATOLICO.
    aunque despues te hagas panista y testigo de jehova, pero esa es tu fuente y origen.
    Yo soy priista de hueso colorado pero no por eso dejo de señalar lo malo que hay en el PRI, pero hay mas de bueno que malo como lo dicen.

    Me gusta

  5. En México se aprendió a gobernar de la manera equivocada durante muchos años, y tienes razón al poner ese título, pues los que estaban políticamente en contra del antiguo régimen, cuando han tenido la oportunidad de gobernar(MEJOR), han cometido los mismos errores y con eso se han burlado MÁS de quienes confiaron en el tan deseado CAMBIO; y EL PUEBLO seguimos viviendo pasivamente con las FORMAS que los gobernantes quieran emplear en GOBERNARNOS. Pero no hay que sufrir…para eso estamos celebrando Centenario y Bicentenario………….¿sigue funcionando AL PUEBLO PAN Y CIRCO?

    Me gusta

  6. Creo que toda la cuestión que tratas de exponer es que deberíamos de dejarnos de discutir por las ETIQUETAS y discutir más bien las IDEAS.

    Ponernos en plan de ¿cuál es tu propuesta? ¿cuál es tu solución? Mi suegro, por ejemplo, es priísta, yo no siento que tienda a ningún partido realmente, al inicio de mi vida política quizá sí escogí uno pero luego me molestó la etiqueta que te ponen si dices ‘soy o le voy a tal’… Entonces me la quité… Creo que esa es la idea. Yo con mi suegro siempre estoy tratando de hacerle entender que no es el partido en sí lo que deberíamos discutir, quién está ‘bien’, quién está ‘mal’, sino las ideas y cuál solución va a ser la MEJOR para TODOS (priístas, panistas, perredistas, petistas y todos los ‘istas’ que hay y que vendrán)…

    No estamos como para estar peleando como si fuera partido de futbol por ‘a quién le vas’, sino que debemos pasar esa idea y PROPONER. Los que se la pasan descalificando al otro, ¿a dónde llegan? ¿Creen que alguien los escuchará? No, al contrario, creo que la gente ya está harta de pleitos (o al menos la que yo conozco sí).

    Es decir, señores que ya están en la política, pónganse las pilas porque para navegar un barco se necesita que el capitán tenga subalternos y los subalternos escuchen, que haya un vigia que indique si hay peligro adelante, que haya quien ponga las velas, en fin… No que todos se peleen por el maldito timón.

    Me gusta

  7. Interesante tu punto y arriesgado el título…

    Creo que el problema de los partidos es que no hay una verdadera oposición. Ok, si hay varios partidos políticos, pero todos traen la misma agenda, hacerse ricos de sus puestos populares, darles trabajo a sus compadres y darle atole con el dedo al pueblo.

    Esta bien, tienes razón que debe haber (y espero que muchos) políticos honestos que de verdad trabajen para el pueblo, que de verdad se esfuercen y busquen mejorar al país… pero creo que no son los suficientes o su voz no es lo bastante fuerte para hacerse oir.

    Nosotros también como pueblo nos dejamos llevar por aquello de “mas vale malo conocido…” ha habido otras opciones políticas en el país y siempre las hacemos a un lado, olvidamos a los partidos buenos con el consabido pretexto de ¿por que voto por ellos si es tirar a la basura mi voto?

    A fin de cuentas somos tan responsables de la vida política del país como los políticos que nos han gobernado desde siempre. ¿La clase política está mal? SI, pero es responsabilidad del pueblo quitarlos de ahi si no funcionan ¿que hemos hecho???

    Me gusta

  8. Mm, me gusta tu arriesgada manera de decir que todo ssomos el pri, pero ¿sabes? coincido contigo, que levante la mano quien no tiene un conocido o quien no see ha visto beneficiado por x partido? es imposible, todos somos parte de lo mismo, aqui en mi ciudad solo un periodo gobernó el pan, a la gente no nos gustó y regresaron al pri, siguio siendo lo mismo pero ahora beneficiaba mas a los ricos que a los pobres.. y por eso regreso el pri al poder, tal vez es una tontería verlo de esa manera, pero es lo que he visto de cerca y experiencia personal Gracias.

    Me gusta

  9. No te entendi muy bien, pero yo vivo en Baja California que ha sido gobernada por el PAN durnate 20 años y siento que ya es hora de que regrese el PRI

    Me gusta

  10. Había una vez una familia muy rica, tan rica que su herederos heredaron suficiente para estar satisfechos y a su vez heredar suficiente a la siguiente generación, hasta que un día fueron tantos los herederos que se vieron obligados a pelear por la herencia, y se dividieron en grupos para pelearla encarnizadamente, a estos grupos les llamaron PRI, PAN, PRD, PT, PVE, etc.

    Me gusta

  11. El problema principal es que siempre nos hemos acoatumbrado al PRI como el que gobernaba, el PAN y PRD como oposición.

    Y ahora que la cosa está más repartida, el PAN y el PRD siguen actuando más como oposición que como gobierno, mientras que el PRI, sin ideología, hace como que “evolucionó” pero no hace más que navegar según sople el viento.

    Me gusta

  12. De acuerdo. De alguna manera era más cómo “para todos” la toma de decisiones. Ahora está más cabrón.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s